Friday, November 21, 2008

Asuntos de familia cap 2

ATENCION GENTE...ESTE CAPITULO EN ESPECIAL ES MUUUUY CONTROVERSIAL Y DE NINGUNA MANERA APOYO UNA VIOLACIÓN O ALGO PARECIDO...TIENE QUE VER POR LA TRAMA...
vuelvo a reiterar que este cuento no se recomienda a gente impresionable o de poco criterio...no me vayan a querer quemar en leña verde...dicho esto y sobre advertencia no hay engaño continuemos:



Presencias Incomodas

Unas manos fría y turbias recorrían los muslos adormilados de Claudia, acariciando lascivamente subian hasta las dulces caderas y bajaban a esos tobillos destapados, debajo de su camisón iba entrando otra mano, torpe y concisa, sabiendo su objetivo, a donde tenía que dirijirse, el todavia dormido pezón izquierdo de ella, poniendolo entre sus dedos lo acariciaba hasta el punto de ponerlo duro y lo frotaba con pasión, esto siempre despertaba a Cladia con un gemido ahogado.

-Simpre empiezas por el izquierdo...-dejo la frase al aire, como susurrandola a ella misma o a una presencia inmutable, en el timbre se denotaba un cierto cariz de culpa con deseo y resignación.

Una lengua tibia y larga se mecía en el pubis de la muchacha mientras otra se hundia entre sus nalgas, manos interminables le quitaban lo que le quedaba de ropa al ritmo de las lengüetadas y contosiones del cuerpo femenino.

Ella ya se había aconstumbrado, o se había hecho demasiado insensible, después de ocho meses, si no pones algunos diques mentales en situaciones así puedes acbar muy mal, y desde que dejo de pelear notó que los movimientos lujuriosos se volvían más suaves...pero nunca con alguna pizca de empatía, cariño, o siquiera lástima.

Era Laileb, su amigo imaginario, ya hacía algunos años que empezó ella a oirlo, primero como una casi imperceptible voz en su interior, pero fue subiendo de volumen y haciéndose más real, desde hace poco tiempo era que por fin tenía una forma física; Fue entonces cuando por primera vez se unió él a ella de esa forma, y desde ese momento se repetía como reloj tres veces por semana.

Las lenguas seguian excitando a la muchacha de un modo inhumano, duro, y mécanico, como si estuvieran entrenadas para conseguir un orgasmo pero sin nada de pasión, en cambio las manos se movian torpes pero seguras, temblando y magullando algunas veces, llenas de lascivia, llenas de deseo;Una lengua lamía la nuca de la muchacha y bajaba hasta el nacimiento de sus nalgas, la otra se perdía entre su clítoris y de repente arremetía contra su ombligo, y dos se encargaban de lubricar el ano y la vagina de Claudia, cuando esta estuvo al borde de su tercer orgamo empezó la penetración masiva de ella.

Boca, vagina y esfinter eran completamente llenados por tres diferentes penes pertenecientes a Laileb, el acto sexual duraba siempre lo mismo, tres horas, en las cuales Claudia tenía que luchar por no ahogarse, ni las manos ni las lenguas soltaban su cuerpo, ella tenía orgamos interminables aún en contra de su voluntad y lo que era pero era que seguía uno tras otro, al punto que le empezaban a doler, sin embargo nada podía hacer, nada pudo hacer hacer la primera vez, nada pudo hacer las que siguieron...todavía recordaba la primera.

Laileb la había violado desde la primera vez...

Ella...

Que nunca mostró interés por chicos o por alguien más de esa forma.
Nunca supo porque su amigo le hacía eso, y todos la tachaban de loca....eso nunca cambiaría, desde que tenía por hermana a Andrea, la cruz de su parroquia, y pues Carlos tampoco se mostraba comunicativo desde la mordida de Laileb ya hace treinta y dos semanas... como decirle que quien la defendió ese día le hacia esas cosas.

Dos dias se encerro en su cuarto después de la primera vez que Laileb tuvo sexo con ella, por el shock emocional, sin embargo al caer la noche del tercer día volvió a acontecer, sin escapatoria se encontraba...de nada sirvieron suplicas, gritos, berreos, golpes o mordidas, nadie la iba a ayudar, de nada servía el odio, el desdén, el asco, siempre terminaba viniendose una y otra vez, como si Laileb tocara fibras secretas y esa fuera la natural respuesta.

Lo peor...

Y por lo que se sentía culpable era que poco a poco le empezaba a gustar, de un modo extraño sentíase apreciada, mimada y querida, de un modo extremadamente retorcido se sentía no tan mal, pero esto a veces le sonaba ajeno, como implantes que ella no tenía, aún así seguía sintiendose asquerosa y vil; el sentimiento aumentaba los dias que se daba cuenta que queria con ansias que llegara ese momento.

Se decía a si misma que sólo un ser de naturaleza ángelical podía convertir algo así de abominable en algo tan divino...

No estaba tan lejos de la verdad...alguna vez lo fue Laileb...
Y por ello estaba demasiado alejada de la verdad...

Pero Laileb había elegido esta familia por algo...

y pronto su espera daría fruto...

2 comments:

oomaddenoo said...

esta me gusto aun mas..

aun con el demonio amorfo el cual no sabia que era a un inicio x.x jajaja

13-V said...

me gusto mucho el estilo que le das a tus historias

sigue adelante, ya me dejaste picada esperando la continuacion